sábado, 26 de marzo de 2011

De Palma y las duchas

De Palma tiene una obsesión que dura 3 minutos y 18 segundos.


Body Double: sangre y tetas. Que es lo que importa.




Carrie: Spacek y su ataque de nervios al ser visitada por la tía Regla. Esta escena me da muchísimo repelús. La combinación Sissy desnuda pasándose el jabón por la cara a cámara lenta + música ambiental es demasiado.




Blow Out: el grito perfecto.





Dressed to Kill: la situación es la siguiente, Angie Dickinson está aseándose toda lujuriosa y un maromazo la sorprende por la espalda. Aquí también hay música ambiental y también se ve chichi, pero no da repelús.



Femme Fatale: aquí no hay ducha, pero sí una bañera y una Rebecca Romijn/Madaleine.




Phantom of the Paradise: todo comenzó aquí. Su homenaje/plagio más exacto, técnicamente hablando.




miércoles, 16 de marzo de 2011

Dime con qué puta vas y te diré quién eres

Hay foros para todo y para todos. Forear es guay, aprendes muchísimo (enfemenino.com me ha salvado la vida varias veces), te ríes más todavía y hasta haces amigos. Yo, en un foro cuyo nombre no revelaré (ja,ja), conocí a mis pellejudos y hoy en día los considero amigos.

Pero dejémonos de sentimentalismos. Yo lo que quiero es hablar de foroputas.com. Un foro que te recibe con la frase: "Díme con qué puta vas y te diré quién eres". Cuando creías que ya lo habías visto/leído todo en internet te encuentras con esta bizarrada.
Una espera encontrar exclusivamente topics ajquerosos sobre el modus operandi del, llamémosle, putero. Y los hay. Pero hay otras conversaciones mucho más interesantes.
Por ejemplo, un usuario pregunta a la muchachada si a veces ir de putas no les entristece. También se habla de la desilusión y la rutina del acto puteril. Chicos, sorpresa, no siempre es Heidi Klum la que está bajo las sábanas.
Otro, economista, seguro, ahonda en la pregunta del millón: ¿cuánta pasta ingresaría el Estado si la prostitución fuera legal? Mi respuesta es: más que el alcohol y el tabaco juntos.
Más de uno y de dos piden consejo para su primera vez, y otros dicen querer celebrar su cumpleaños en un alterne.

También hay topics de los de reír sin parar, como ése que cuenta que pidió una chica a domicilio y le llegó un negro. O el mejor de todos: un caballero al que le cayó algo asqueroso (que no puedo ni escribir y casi ni pensar) en los ojos y está preocupado por el contagio de alguna enfermedad mortal.

Ains, durante el rato que estuve enfrascada en ese foro me carcajeé tanto que la mandíbula se me ha vuelto a desencajar y ya sé que voy a tener que ponerme la férula de descarga toda la semana, pero ha merecido la pena.

Ah, hay palabras que no sé qué significan y puede que vosotros sí. ¿Qué es una limo? ¿Y una escort?

Edito: tengo miedo de que me cierren el blog por escribir tantas veces "puta". He borrado algunas pero otras he tenido que dejarlas porque si no la frase no tenía sentido.

sábado, 12 de marzo de 2011

Beefcake

Beefcake puede ser esto... o esto otro.


Entre los 30´s y 60´s  se hicieron muy populares las beefcakes. Revistas donde, aparentemente, se hablaba de fitness. Aparentemente. Porque no era otra cosa que... el principio del porno gay.


Physique Pictorial  fue la pionera. Su fundador y fotógrafo, Bob Mizer, tuvo una gran idea en 1945: crearía un estudio, la AMG, en su propia casa, abordaría a conocidos y desconocidos de buen ver y los convencería para que se dejasen fotografiar y grabar. Su madre fabricaría los calzones y su hermano se encargaría de las cuentas. Un negocio familiar perfecto. 


De entre los cientos de jóvenes atléticos que aparecieron en Physique Pictorial sólo dos cambiarían el mundo. Uno tendría el pelo más bonito que jamás haya tenido un hombre. El otro... llegaría a gobernador.







A finales de los 60´s el puritanismo se derrumbó y ya no hubo necesidad de seguir con la patraña del culturismo y del taparrabos, comenzaba la era del despelote y las beefcakes se extinguieron. Aunque gracias a ebay se pueden encontrar a buen precio. No es porno. Es nostalgia. Tener una revista beefcake en tus manos es como escuchar a Frankie Valli.